MEDALLA

LA MEDALLA es el distintivo que deben ostentar los cofrades en todos los actos de culto. En ella figura en el anverso la reproducción de la imagen de Nuestra Señora de los Dolores representada en la placa de mayordomía de 1790 y en el reverso el emblema de la Corporación, tal como queda descrito en la Regla 5.1
Dicha medalla va suspendida de un cordón de seda o similar de color rojo y deben lucirla los hermanos en todos los actos de culto que organice la Archicofradía, así como en los organizados por otras Hermandades o similares a los cuales asista cualquier miembro de la misma corporativamente.